Aquisgrán es una histórica ciudad de Alemania, justo en el límite con Bélgica y Holanda. Cuenta con varios monumentos reconocidos a nivel nacional, siendo la catedral uno de los más imponentes y conocidos. Este edificio fue encomendado por Carlomagno a principios del siglo IX.

En la catedral de Aquisgrán se conserva el trono desde donde Carlomagno enviaba sus órdenes y emitía sus juicios. Pero aparte de sus edificios y monumentos históricos, Aquisgrán tiene un barrio muy animado y repleto de restaurantes y bares atractivos, se llama Pontviertel.

Este barrio latino es el más visitado por turistas, estudiantes y lugareños para relajarse, tomar algo y bailar. Lo mejor de todo es que Pontviertel tiene actividad todos los días, no importa si es fin de semana, o en medio de un día laboral. La alegría y las fiestas siempre dicen presente en Aquisgrán.

Si aún así quieres aprovechar Pontviertel por sus edificios y monumentos históricos, entonces recorrer la antigua Ruta Real, o la Iglesia de la Cruz que data del siglo XIV y se complementa con los restos de antiguas murallas y casas antiguas que hacían las veces de mansiones para las grandes familias de la región.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.