La belleza natural de Alemania es indiscutible, se trata de una de las naciones europeas más importantes y vastas en cuanto a paisajes naturales, y hoy recorremos el Parque Nacional de la Suiza Sajona para conocer a fondo la belleza de Dresde y alrededores.

Aquella ciudad es la más cercana del parque, en el extremo noroeste. El río Elba es la piedra preciosa de este entorno natural que con el paso de los años se ha ido adaptando para permitir el fluir del curso del agua.

En este parque se encuentra el llamado Puente de Bastei, uno de los puentes peatonales más hermosos del continente. El término ‘bastei’ significa fortaleza y por eso su aspecto entre formaciones rocosas da esa impresión.

En 1824 fue construido en madera y en 1851 reemplazado por un puente de piedra arenisca que es el que hoy se encuentra en pie. Tiene 76 metros de largo y está a 40 metros por encima del río Elba. Desde este puente peatonal se pueden obtener algunas de las imágenes más hermosas de la zona, con el río cruzando y transformado en la esencia del lugar.

Desde el valle también se puede obtener una imagen imponente ya que el Puente de Bastei es una de las joyas imperdibles de Dresde.

Vía: TripIdeas

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.