El castillo de la población de Heilderberg es uno de los atractivos turísticos más importantes de la región. Se trata de la ruina mejor conservada de Alemania, con zonas donde crece la vegetación salvaje, otras donde se realizan actividades culturales y piedras caídas en numerosos puntos. Su historia está repleta de poderosas familias y ejércitos que dominaron el castillo para luego caer en otra batalla.

Los soldados de Luis XIV de Borbón fueron los encargados de dinamitar el castillo, a tal punto que ni siquiera las tareas de reconstrucción de 1689 y 1693 lograron recuperar todo lo perdido. El castillo queda entonces convertido en una ruina, pero no cualquiera. Es la ruina más valiosa de Alemania y la mejor conservada del país.

Los primeros rastros del castillo se encuentran en documentos del año 1225, su construcción y expansión se extenderá por otros 600 años a partir de las diferentes familias y gobernantes que utilizaron Heilderberg y lo modificaron a su gusto.

El edificio de Ruperto es uno de los más antiguos del complejo, se puede visitar en el recorrido guiado, pero también hay zonas totalmente reconstruidas como las que encomendó Federico IV, o el Museo de la Farmacia que funciona en el nivel subterráneo del castillo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.